sábado, 21 de mayo de 2016

Creación de un MDT con ArcGIS.


Los MDT o MDE (DTM o DEM en inglés) son una representación en 3D de la superficie de un terreno o de un planeta, creada a partir de los datos de altitud del terreno. Los modelos digitales del terreno pueden tener muchos usos, como por ejemplo creación de mapas de pendientes, de radiación solar… y a partir de estos se pueden realizar otros análisis derivados, para crear mapas temáticos de diversa índole: erodabilidad, planeamiento de zonas cultivables, riesgos de inundaciones, etc. Un MDT puede representar también otras superficies como por ejemplo el conjunto de niveles piezometricos de un acuífero, o el contacto entre dos litologías diferentes.

La manera de crear un MDT es muy variada dependiendo del software que utilicemos, y del tipo de MDT que necesitemos, ya que estos pueden ser de muchos tipos, principalmente diferenciados por el formato de los datos. Así podemos clasificar los MDT (esta es una clasificación mía, y para nada exhaustiva) en : MDT raster, MDT vectorial y MDT númerico.

ArcGIS nos permite crearlos de cualquiera de los tipos antes mencionados y pasar de uno a otro con relativa facilidad.
  
Evidentemente la calidad del MDT puede variar mucho, y depende de diversos factores como por ejemplo: la calidad y cantidad de los datos de partida, el proceso utilizado para la creación, el formato de salida requerido, el propósito del mismo y la escala…

Respecto a esto último, ArcGIS nos da la opción de crear un MDT modificando estos parámetros, ya que muchas veces tendremos que elegir entre la calidad del modelo, y por ejemplo, el peso del fichero de salida (puede ser que necesitemos ficheros de pocos megas para hacer más fluida su utilización en un servicio web, o para su posterior uso con herramientas de geoprocesamiento).

Así pues la primera forma que vamos a ver para crear un MDT es con la herramienta Create TIN. Un TIN (Triangles Irregular Network) es un tipo de modelo digital del terreno que se forma a partir de un conjunto de puntos, en los que se conoce la elevación, y con ellos se traza un conjunto de triángulos, formados por tripletas de puntos cercanos no colineales, formando un mosaico.Para ello el programa descompone los elementos no puntuales del mapa en puntos y a partir del valor de la coordenada vertical crea el MDT. 

Una de las ventajas de este tipo de modelo es que nos da una rápida visión del tipo de superficie que tenemos para hacer un análisis no exhaustivo del terreno en cuestión. Así pues a partir de un fichero vectorial del formato que sea (siempre que lo podamos abrir en ArcGis)  y siempre que este tenga definidas las elevaciones internamente, podemos crear un MDT de una manera muy sencilla. 

Como se ve en la imagen nos permite definir varios ficheros de entrada, y de cada uno de ellos la interpolación que queremos aplicar. En nuestro caso el fichero de entrada es un único  fichero .dgn de Microstation y en el todos los elementos son susceptibles de crear el MDT, ya que son elementos que definen la orografía del terreno, como por ejemplo, cauces, carreteras y por supuesto los elementos de restitución como curvas de nivel y puntos de cota. 

El problema al crear un MDT con un único fichero de entrada es que la interpolación que realiza el programa es la misma para todos los elementos, cuando lo más correcto sería  tratarlos de manera individualizada. Por ejemplo un lago se tendría que representar en el MDT como una superficie completamente plana, y utilizando este método puede ser que no resulte así. 

Así pues, si buscamos una representación más detallada de nuestro modelo, necesitaríamos hacer un procesado previo de los datos de origen para descomponerlos en entidades del mismo tipo, y así procesarlos individualmente de una manera más optima.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada